Simplemente, gracias...

Sinestesia comenzó como un sueño al que, paso a paso, logré ir dando forma y hacer realidad gracias a la ilusión y la motivación de cada una de las más de ciento cincuenta personas de todas las edades (de entre 1 y más de 85 años) que, a lo largo de casi una década, han querido vivir este sueño conmigo.

 

Durante casi diez años, Sinestesia ha sido un espacio mágico de encuentro entre personas con un mismo deseo, cantar, y en este tiempo han sido muchas las voces que han llenado de sonidos este proyecto en diferentes localidades del Alto Aragón. Ahora, después de diez años maravillosos, ha llegado el momento de decir adiós para dar paso a una nueva etapa vital.

 

Espero que la huella que dibujamos juntos os acompañe siempre.

 

Gracias por hacer posible Sinestesia...

 

Sara

Septiembre 2019